Lo solución del conflicto…


Inspirada en un video de Krishnamurti donde habla sobre “El fin del conflicto”, decidí escribir un artículo para mi blog donde puedo exponer algunas de mis reflexiones sobre el conflicto y su solución.

Se entiende como conflicto, según Wikipedia, a una oposición o desacuerdo entre dos personas o cosas. Pero para ser realistas, esta oposición siempre será entre lo interior y lo exterior, es decir, una inadecuación entre los verbos querer, poder y deber* entre nuestro ser y lo que nos enfrentamos en el exterior.

Y es aquí donde quiero centrar mi tema, haciendo una reflexión. Cuando vemos la naturaleza, las montañas, el cielo, y NOS DAMOS CUENTA de su existencia, la admiramos conforme a LO QUE ES, y debería conllevar a ACEPTAR tal cual el pájaro acepta la lluvia sin pelearse con las gotas, o las hojas aceptan el otoño y no se resisten a caer por mantenerse adheridas a su tallo.

Nuestra consciencia como seres humanos, nos permite disfrutar al DARNOS CUENTA del exterior. Pero es esta misma consciencia que nos lleva a conflictuarnos y entrar en SUFRIMIENTO. Porque somos los únicos seres vivos que queremos modificar el exterior, queremos que cambie, que se adecue a lo que llevamos en nuestro interior, queremos que cuadre sin respetar su esencia: hablo de una relación, una persona, una cosa, una situación… y nos esforzamos tanto, constantemente en hacerlo empatar con nuestro interior , hasta el borde de querer cambiarlo completamente o incluso verlo a través de nuestra mirada etiquetándolo con lo que DEBERÍA DE SER, lo que PODRÍA SER, lo que CREEMOS QUE ES o lo que QUEREMOS QUE SEA, sin aceptar la realidad de LO QUE ES.


Y cuando tomamos consciencia que este intento por cambiar lo exterior nos lleva al sufrimiento (tan largo como nuestro afán de cambiarlo) es ahí cuando NOS DAMOS CUENTA de LO QUE REALMENTE ES , y damos el trago amargo al que tanto le huíamos, de una sola vez: aceptando, y sólo entonces aprendemos. Quizá no comprendemos, o estemos satisfechos con LO QUE ES, pero aceptamos. Esa es la única forma de crecer y madurar.

Y Cuando se va el sufrimiento, viene la sabiduría y el aprendizaje. Y toda esa basta energía que usábamos inútilmente para luchar contra el exterior, contra el conflicto, por fin se libera y tiene un nuevo camino, el más redituable de todos: nosotros mismos.

¿Qué cansado luchar contra la montaña intentando moverla? ¿No es menos desgastante (aunque quizá no tan fácil) aceptar LO QUE ES y darle la vuelta o escalarla para seguir tu camino?

El sufrimiento solo acaba cuando llega la comprensión de LO QUE ES. Aceptando, acogiendo el exterior, sin querer cambiarlo. Haciendo este cambio sólo desde nuestro interior.

Y es entonces, cuando descubrimos que aquello que satisfacía esta necesidad (que tantas veces intentamos encontrarlo afuera) siempre estuvo en nuestras manos, esperando pacientemente nuestra mirada interior, nuestra aceptación. ¡Esto debería de hacernos sentir libres! No depende de NADA, solo de TI! 100% de ti.

Y esto nos lleva a darnos cuenta que todas las respuestas están en nosotros mismos, que realmente nunca hubo conflicto, simplemente algo que necesitaba ser aceptado tal COMO ES y algo que necesitaba ser recuperado en nuestro interior.

Decía Carl Gustav Jung: El que mira afuera, sueña, el que mira dentro despierta.

Dejemos de querer transformar el exterior y dediquemos nuestro esfuerzo a reconocer, que todos los recursos los llevamos ya dentro, esperando a ser descubiertos a partir del encuentro con el otro, con el exterior.

*Matemática Conflictual, Laurent Daillie, La lógica del Síntoma.


10 vistas

Querétaro, Qro. México

leslieterapiaholistica@gmail.com    Citas +52 442 426 6785

  • whatssapp logo
  • facebook logo
  • insta logo
  • yputube logo
  • twitter logo
  • link logo
  • mail logo
  • ubicacion logo

Copyright​ 2020 by Terapia Holística©.