top of page

LA TERAPIA como herramienta para mejorar la PHRONESIS

La Phronesis: La Sabiduría Práctica y sus Orígenes

¿Qué es la Phronesis?


La phronesis fue un concepto central en la ética de Aristóteles, es esa "sabiduría práctica" o "prudencia" que nos permite discernir y llevar a cabo acciones que conducen al bien en contextos específicos. Es la capacidad de equilibrar principios éticos con las circunstancias reales, permitiendo decisiones que son moralmente sólidas y efectivas.


Últimamente me ha cuestionado de dónde viene la phronesis, porque no se trata solo de saber qué es lo correcto, sino de aplicarlo de manera práctica y contextual en nuestra vida diaria.

Es la habilidad de tomar decisiones correctas y justas en situaciones concretas.



¿Cómo se genera esta habilidad en los seres humanos?
¿De dónde viene esta sabiduría práctica?



He encontrado que hay varios factores que influyen en su desarrollo, y quiero compartirlos contigo:


Experiencia


La experiencia de vida es fundamental para desarrollar la phronesis. A través de la práctica, el ensayo y el error, aprendemos qué decisiones conducen a resultados éticos y efectivos. Nuestras experiencias nos permiten entender mejor las complejidades y matices de las situaciones reales, nos enseña de manera práctica y concreta, proporcionándonos una comprensión más profunda y aplicada de cómo actuar con prudencia.


Por ejemplo, imagina a un médico experimentado que ha trabajado durante muchos años en una sala de emergencias. A lo largo de su carrera, ha enfrentado innumerables situaciones de crisis, desde accidentes graves hasta enfermedades repentinas. Cada experiencia le ha enseñado algo nuevo sobre cómo manejar el estrés, priorizar acciones, y tomar decisiones rápidas y efectivas.


Un día, un joven médico novato enfrenta su primer caso crítico. Está ansioso y no sabe por dónde empezar. El médico experimentado, sin embargo, con calma guía al equipo, tomando decisiones precisas y basadas en su vasta experiencia. Sabe, por ejemplo, cuándo una situación requiere intervención inmediata y cuándo es mejor esperar y observar. Esta habilidad no proviene solo de libros de texto, sino de años de enfrentarse a situaciones reales y aprender de cada una de ellas. Esta es la esencia de la phronesis: aplicar la sabiduría adquirida a través de la experiencia para tomar decisiones éticas y efectivas en el momento.


Reflexión y Autoconocimiento


Reflexionar sobre nuestras acciones y decisiones, así como sobre las experiencias pasadas, es crucial para desarrollar la phronesis. La reflexión nos permite analizar lo que hemos hecho bien y en qué podemos mejorar, mientras que el autoconocimiento nos ayuda a identificar nuestros valores, fortalezas y debilidades.


Imagina un líder empresarial que, después de cada proyecto, se toma el tiempo para evaluar qué funcionó y qué no. Este proceso de reflexión continua le permite ajustar sus estrategias y mejorar continuamente. A través del autoconocimiento, reconoce sus tendencias, como la impulsividad, y trabaja para equilibrarlas con un enfoque más deliberado y prudente. Así, la reflexión y el autoconocimiento contribuyen directamente a su capacidad de tomar decisiones sabias y equilibradas.


Educación y Mentoría


La educación formal, proporciona las bases teóricas necesarias para entender y aplicar la sabiduría práctica. Sin embargo, la educación no se limita a lo académico; la mentoría juega un papel crucial en el desarrollo de esta virtud.


Considera un aprendiz de carpintero que trabaja bajo la tutela de un maestro artesano. A través de la observación y la práctica guiada, el aprendiz no solo aprende las técnicas del oficio, sino también cómo tomar decisiones prudentes sobre el uso de materiales y la ejecución de diseños. El maestro comparte no solo habilidades prácticas, sino también su sabiduría acumulada a lo largo de años de experiencia. Este tipo de aprendizaje, que combina educación y mentoría, es esencial para desarrollarla.


Empatía y Compasión


La empatía y la compasión son fundamentales para la phronesis porque nos permiten considerar el bienestar de los demás al tomar decisiones. Entender y compartir los sentimientos de los demás nos motiva a actuar de manera justa y benevolente.


Piensa en un juez que debe tomar una decisión difícil en un caso de custodia de menores. La empatía le permite comprender profundamente las preocupaciones y necesidades tanto de los padres como de los niños, mientras que la compasión le motiva a buscar una solución que, aunque no sea perfecta, sea lo más justa y beneficiosa posible para todos los involucrados. Esta combinación de empatía y compasión es crucial para tomar decisiones prudentes y equitativas.


Valores y Principios Éticos


Una base sólida de valores y principios éticos es esencial para la phronesis. Estos valores pueden derivarse de diversas fuentes, como la cultura, la religión, y la filosofía personal, proporcionando un marco de referencia para tomar decisiones prudentes.


Un activista social, por ejemplo, puede guiar sus acciones por principios de justicia e igualdad. Estos valores no solo orientan sus decisiones cotidianas, sino que también le proporcionan la fuerza moral para enfrentar desafíos y adversidades. Tener un conjunto claro de valores y principios éticos ayuda a mantener la coherencia y la integridad en las decisiones, incluso en situaciones complejas y difíciles.


Contexto Cultural y Social


El entorno en el que crecemos y vivimos tiene un impacto significativo en el desarrollo de dicha virtud. Las culturas y comunidades que valoran la sabiduría práctica, la responsabilidad y la ética promueven el desarrollo de estas cualidades en sus miembros.


Considera a alguien que crece en una comunidad que valora el servicio comunitario y la responsabilidad social. Desde una edad temprana, se le enseñan los valores de la colaboración, el respeto y la justicia. Estos valores, reforzados por su entorno social y cultural, moldean su capacidad para tomar decisiones prudentes y éticas a lo largo de su vida.


Desafíos y Adversidades


Enfrentar y superar desafíos y adversidades fortalece la practica de dicha sabiduría. Las situaciones difíciles nos obligan a evaluar cuidadosamente nuestras opciones y a tomar decisiones que no solo sean efectivas, sino también éticamente correctas.


Imagina a un emprendedor que enfrenta la quiebra de su negocio. Este desafío monumental le obliga a replantear sus estrategias, aprender de sus errores y buscar nuevas oportunidades. La adversidad le enseña resiliencia, paciencia y la importancia de tomar decisiones bien pensadas. Superar estas dificultades no solo fortalece su carácter, sino que también enriquece su sabiduría práctica.


Un Origen Espiritual



Además de estos factores prácticos y sociales, algunos creen que la sabiduría práctica tiene un origen espiritual. Esta es mi parte favorita...


Desde esta perspectiva, la phronesis puede surgir de:




1. Conexión Espiritual: Una conexión profunda con lo divino o con un poder superior puede guiarnos, proporcionando una sabiduría que trasciende el conocimiento humano. Por ejemplo, muchas personas encuentran que la meditación y la oración les proporcionan claridad y guía en sus decisiones diarias. A mi en lo persona me pasa justo al despertar, cuando la mente esta más libre de pensamientos y emociones que pueden ensuciar la perspectiva, en esos momentos oro, medito y pongo orden a mi día, siento que hay una voz superior a mi, con una mayor consciencia guiandome en ello.

2.Intuición: La intuición, vista como una forma de conocimiento espiritual o una guía interna, juega un papel crucial en la toma de decisiones prudentes. Imagina a un artista que, confiando en su intuición, decide seguir un camino creativo inesperado que finalmente resulta ser profundamente significativo y exitoso. ¿Tu has tomado alguna decisión basandote en tu intición y que al final hayas encontrado que fue la más acertada?

3. Propósito y Llamado: Sentir que tenemos un propósito o un llamado espiritual puede motivarnos a actuar de manera alineada con principios éticos y de sabiduría práctica. Un médico que siente una vocación profunda por ayudar a los demás puede encontrar en este sentido de propósito la fuerza para tomar decisiones difíciles y éticamente complejas.



La Terapia como Herramienta para Mejorar la Phronesis


La terapia es una poderosa herramienta para desarrollar la phronesis:


Ofrece Reflexión y Autoconocimiento

La terapia proporciona un espacio seguro y estructurado para la introspección.

A través del diálogo con un terapeuta, podemos explorar nuestras experiencias, pensamientos y emociones en profundidad. Este proceso nos ayuda a comprender mejor nuestras reacciones y decisiones pasadas, permitiéndonos aprender de ellas.


Por ejemplo, Lorena G. Asistió hace un tiempo a mi terapia para tratar su ansiedad . Pudo descubrir, a través de la reflexión guiada, los patrones de pensamiento y comportamiento que estaban contribuyendo a su malestar. Al identificar estos patrones, Lorena pudo trabajar en ellos, y se sintió acompañada y guiada para desarrollar nuevas estrategias más saludables y efectivas para manejarlos. Comprender el origen le permitió desarrollar nuevas habilidade, que s se traducen en una mayor capacidad para tomar decisiones prudentes en el futuro.


Empatía y Compasión

La terapia también puede mejorar nuestra empatía y compasión. A través del proceso terapéutico, aprendemos a reconocer y validar nuestras propias emociones, lo cual nos capacita para ser más comprensivos y compasivos con los demás. Esto es crucial para la phronesis, ya que decisiones justas y equilibradas a menudo requieren una consideración profunda de los sentimientos y necesidades de los demás.


Educación y Mentoría

En cierto sentido, los terapeutas actúamos muchas veces como mentores. No solo porque hemos aprendido herramientas y técnicas para manejar mejor los problemas, sino que también podemos acompañarte a encontrar nuevos modelos de comportamiento que se orientan más a una vida más sabia y plena. A través de esta orientación terapéutica, puedes aprender a aplicar estos principios en tu propia vida .


Conclusión

La phronesis, o sabiduría práctica, es una virtud compleja. Comprender y cultivarla en nuestra vida diaria nos permite tomar decisiones más justas y efectivas, guiándonos hacia un bienestar integral y una vida plena.


Espero que esta reflexión te sea útil y que, al igual que yo, encuentres en la phronesis una guía para vivir de manera más sabia y consciente.







Bibliografía


1. Aristotle. (2009). *Nicomachean Ethics*. Oxford University Press.

2. Gadamer, H. G. (1981). *Reason in the Age of Science*. MIT Press.

3. Nussbaum, M. C. (2001). *Upheavals of Thought: The Intelligence of Emotions*. Cambridge University Press.

4. McInerny, R. (2006). *Ethica Thomistica: The Moral Philosophy of Thomas Aquinas*. Catholic University of America Press.

5. Frankl, V. E. (2006). *Man's Search for Meaning*. Beacon Press.

6. Sternberg, R. J. (1998). *Wisdom: Its Nature, Origins, and Development*. Cambridge University Press.



40 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commenti


bottom of page